cuando te veo cómo estás estos días, miro hacia atrás y consigo entender con todo el dolor del mundo que me hago una pregunta: ¿en qué momento se tiene la certeza de que lo que se da a quienes se quiere no les es suficiente? me duele tanto vernos cuando te miro hacia abajo dándome la mano y llevándome hacia un juego simple. sea un tren con vías que hay que montar, sea un autobús de juguete o sea cualquier cosa de las que te tanto gustan. te imagino mirarme no sabiéndome decir que sabes que estoy pero no estoy y entristecerte de alguna manera al ver que no quiero estar, que no me llena lo que me das ahora. y sentirte solo, con todas esas cosas que das, tú, allí sentados, mirándome y sintiendo exactamente que no sirven.

tan verdad es todo lo que siento como que no quiero sentir nada de esto. porque es como si yo fuera él y tú fueras yo. creéis entenderme gratis y fácil, pero nunca veis esto, que es lo que está detrás de cada palabra que digo de más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s