cerrar los ojos y volver a escuchar una canción, el disco de una canción, una y otra y otra vez como si así fuéramos a volver a volverlo a vivir. como si volviéramos a liverpool y fuese diciembre e hiciera ese oscuro que parecen las diez de vuestras noches pero que son las seis de nuestras tardes. me encantaba viajar y estar lejos y estar a millones de horas a pie o a distancias imposibles de poder ser caminadas, y sobretodo estar en una hora que en mi país ya había sucedido.

sin embargo estoy aquí y me esperas para cenar cenas distintas a mis seis que son tus diez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s