odio la enfermedad como odiaba la muerte cuando tenía poca edad. entonces mi padre planchaba los domingos la ropa de todos  y ese olor a plancha me hacía poner triste, como si fuera premonitorio. ahora es más complicado porque hay más cosas que me recuerdan a ella. más cáncer y más canciones tristes que me matarían día a día si no estuvieses. el piano a mitad de la canción me dejaría sin sangre. no quiero que te pase a ti, que nunca te pase a ti nada. no aguantaría salir a la calle porque siempre sería salir a la calle en santiago. siempre la misma canción.

5 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s