el valor de todas las personas que se fueron a londres

cada cierto tiempo deja de servir todas aquello nuevo que había funcionado en el anterior cierto tiempo. el lago se llena de patos y los cisnes se esconden en otras vidas. de cualquiera de las maneras, yo soy el feo, el paranóico, las ganas de caballo del que se había metido, el objeto indirecto de la envidia. echo de menos el valor que no tuve de todas aquellas personas que se fueron a londres. son lunes. contáis con dedos y relojes. cuento con metrónomos de cuerda.

there’s no earthly way of knowing which direction we are going. there’s no knowing where we’re rowing or which way the river’s flowing. is it raining? is it snowing? is a hurricane a-blowing? not a speck of light is showing, so the danger must be growing. are the fires of hell a-glowing? is the grisly reaper mowing? yes, the danger must be growing for the rowers keep on rowing! and they’re certainly not showing any signs that they are slowing! ah!! stop the boat!

* willy wonka and the chocolate factory (mel stuart, 1971; escena del túnel) + a day in the life
* bellver

Categorías:

personal

1 comentario

Como que nadie comentó aún esta entrada, y habla de Londres, pensé en estrenarme en ese púdin de café y ron que son tus posts.
He estado en la ciudad agridulce 5 veces.
Con 19 años me fui con un millón a vivir un mes allí. Dejando casa, facultad, sueños.
Buscándome. Buscándo escapar de un mundo en el que ya no me sentía a gusto. Se me da bien esto de escapar y reinventarme, como si un videoblog de IKEA fuera.
Estuve allí un mes. Derrochando. Viviendo, disfrutando, mucho. Llorando, también, gastando cintas SONY en el Walkman, muchas. Bebiendo pintas, cogiendo trenes, jugando a fútbol en campos de césped.
Limpiando mi habitación, conociendo adorables british people, faltándoles al respeto sin querer hacerlo, descubriendo a los sobrinos de Gallagher…
Llegué caminando en medio de la vorágine multiracial como en medio de una sinfonía, que era más bitter que sweet, en aquel momento…
Tuve regalos que no acepté, malditos sueños colgados en Barcelona.
Cogí cosas que no eran mías, maldita juventud.
Y me fui.

A los 2 años volví 5 días para desintoxicarme, para cambiar mi vida para siempre, para Alternar controlar y suprimir, escapar y reiniciarme.

Y Londres volvió a darme a luz.

Ya luego hemos estado 3 veces más, pero ya no duele, sólo es un parque de atracciones construido sobre las ruinas del VERVE que era yo antes, a los míos les gusta, yo a veces hecho de menos los acordes iniciales en violín de mis 20 años… nini nini nini ninini ninini…

Me gusta

Add a Response

Your name, email address, and comment are required. We will not publish your email.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

The following HTML tags can be used in the comment field: <a href="" title="" rel=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <pre> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

A %d blogueros les gusta esto: