temo el silencio de los buenos

llego, me siento, miro la pantalla, acaba el día y el puzzle ha sido menos divertido que el anterior no festivo. cada vez que miro a los ojos de alguien que va abandonar el país siento ganas de mentir sobre salud, aunque tenga miedo de jesucristo. pero mis sueños sencillos parecen invencibles cuando me llamas y me recuerdas que crecer es como cuando me giré a llorar al escucharte decir que nadie podía hacer nada; y que la vida es esto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s