es difícil caminar con calzado de verano de repente. nada de la urbe estaba preparado para calentarse en poco tiempo. nada como las baldosas o el asfalto o las paredes a las que les da el sol por la mañana. pero de repente es así y da igual, no hay tiempo para cambiar gradual. me acuerdo de ti diciéndome que yo sonría, que yo sonría… hace mucho mucho tiempo… que yo sonría pase lo que pase, hasta lo que les pasa a las baldosas, etcétera. porque te vi hace muy poco. y no podría decir que has cambiado. no te recordaba así. te preguntaba -créeme- como esperando respuesta de alguien que está muerto hace mucho mucho tiempo, pero se queda por ahí dando respuestas. me acosté luego y con el mundo dormido no tuve necesidad de mostrar el llanto.

^ de súper 8 a vhs por él, con la música que el quiso; y luego aquí sin nada más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s