todas las cosas

yo no sé si piensas que hoy hace más frío o es sólo a mí a quien se lo parece. he fumado tanto o más que el día que llegaste tú, debe ser por el frío; por eso me he acordado de ese día. estaba tan nervioso que tenía frío; pero frío de ese de cuando no hace frío fuera. uno debe ser un generador de frío, chica del barrio de los generadores. es porque hay intensidades que se disparan ni en espiral, ni en círculo, ni finitamente, ni infinitamente.

no quiero que nos dejen de pasar cosas, bestia parda. me y te lo repito, y lo voy a hacer cada día: todo, nada por alto. pero las cosas que no quiero que dejen de pasar son como cuando me tumbo en tu cama y miro una foto unas horas. me dijeron que los perros son capaces de comer por gula todo; todo lo que tienen frente a su hocico si es que tienen mucha hambre; los gatos, sin embargo -me dijeron- que se guardan algo por ahí. pues eso con tu foto, cada día me dejo algo de esa foto, para más otro día. eso es pasar cosas. también lo es cuando te digo que tienes una lista de propósitos de año académico de una persona sencilla. decirte es pasar una cosa. si se acaban las cosas, me muero. todo. me entrarían arcadas y me consumiría empotrado en un sofá que sería una cesta cómoda. igual me destinan a un bar como sofá, que a un manillar de bicicleta. o en un bar oscuro a contar los conguitos del suelo. lo miraría, te mimaría, pero sin adivinar no soy nada. yo soy una antena y lo entiendes. te tiene que gustar. diría que hasta lo quieres. si dejara de ser una antena, envasarían cosas al vacío dentro de mí. una acuearela de cosas envasadas al vacío. y dentro mío ya sabes lo que tengo. entonces no me pondría a llorar porque sí. esa es mi gracia, un porque sí para todo. todo lo demás de mí, se tiene que poder adivinar y debe de ser la manera. es que sino no lo entiendo.

sólo si no nos vamos, vas a ver el mejor de mí. yo quiero ser el mejor de no sé qué. lo mejor a la misma altura de todo. pondré tantas lavadoras como haga falta, con tantos ciclos nuevos de ropa limpia como hagan falta. pero tengo que adivinar, y lo de dentro tiene que ser adivinable. igual es concebible. yo siempre pido deseos a lo de dentro, por si eso los concede.

menos todo esto, cualquier otra cosa significa nada para mí.

* elliott smith – everything means nothing to me

^ el día en berlín que llegaste tú y el día que fumé tanto o menos que hoy

Categorías:

personal

4 comentarios

Add a Response

Your name, email address, and comment are required. We will not publish your email.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

The following HTML tags can be used in the comment field: <a href="" title="" rel=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <pre> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

A %d blogueros les gusta esto: