happier, fitter

happier, fitter

antes las mariposas volaban más bajo. era entonces culpa de la parte de tierra que corresponde a esta ciudad. las ciudades sobre la tierra se vuelven ni mejores ni peores ahora. ahora que las mariposas escuchan música un poco más lejos de esa tierra, y muchas veces la misma canción. a muchas veces seguidas, me refiero. les atribuyen la rareza por esto, y por eso escuchan el bucle a solas, cosa que las hace aún más así, y es entonces cuando la interacción de la mariposa parece un pez que se muerde la cola. saben como las llamarían con tanta iteración, saben todas las palabras de los demás animales. es porque saben lo que va a acabar pasando, así que saben lo que se va acabar diciendo. como si decir fuera una consecuencia de pasar. a veces no saben nada más que lo que va a acabar pasando, y no lo que sucede en realidad. suelen estar en los campos de fresas siempre que dejan de saber.

son capaces de sentir dos cosas a la vez, y lo son mucho, pero eso es relativamente fácil: las dos maneras, los dos sentidos, se tejen con lo mismo. los otros animales parecidos dicen que son unos seres sentidores dobles, pues suelen sentir doble. algunos las llamarían bipolares y otros las llamarían raras. pero todos saben que con ellas uno tiene que saber que la puerta nunca está abierta o cerrada, está entornada de una manera “a secas”, como sus alas que tienen polvo, todos saben también.

a veces se paran como ancianas: mueven lo justo para que cualquiera que las mire pueda decir que hay al menos un ser vivo en su campo de visión. es cuando más tristes y clarividentes acaban los días: cuando se han parado para no descansar, como ancianas que no descansan y se preguntan -¿qué pasaría si volara más alto?-. es entonces cuando se escriben una lista de cosas en ocho días. puede que sean seres sentidores doble (por eso tardan días en hacer sus listas, con las confusiones que sentir así conlleva), pero nunca son seres intuidores doble -que intuyen doble, dos cosas distintas-, por eso acaban haciendo lo que escribieron en su lista. es cierto que cuando están en los campos de fresas, apenas alcanzan a saber si son mariposas -cosa que es normal sabiendo que se puede decir que nacen como dos veces-, y ésta es la razón por la cual ni uno mismo sabe si su listas caducan al poco como los yogures antes. también apuntan cosas bonitas, como lo tranquilo y tierno que parece todo por fin mirando como alguien reboza la carne.

ahora o antes, nunca han volado para tocar el cielo, sólo lo han hecho para no tocar la tierra, y por eso vuelan bajo, pero vuelan.

* yuba y yo – happier, fitter (gracias)

Categorías:

personal

2 comentarios

Add a Response

Your name, email address, and comment are required. We will not publish your email.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

The following HTML tags can be used in the comment field: <a href="" title="" rel=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <pre> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

A %d blogueros les gusta esto: