trece de abril (vii)

hoy tenía tiempo y podía respirar con claridad, así que no crucé los dedos y fui dirección salidas de los ferrocarriles de provença. por una de las tres iba a salir él, si es que no habría salido ya. quise ser una sorpresa, así que no valía avisar: tenía que adivinar. en realidad tenía que presentir.

para lo único que sirvió el ejercicio fue para preguntarme si conoces a alguien por la salida que elije. con la noche me he acabado preguntando si puedo conocer a alguien por las cosas que no recuerde de mí.

* andrés calamaro – las oportunidades

^ un recuerdo

Categorías:

personal

14 comentarios

epaaaa esto no lo supe yo en su momento :-D

estarías al lado de un ascensor, supongo, viendo a la gente pasar a toda prisa con sus vulgares mp3 (hay clases y CLASES, jaja) y sus móviles de séptima generación, o sus paraguas negros como el cielo de ayer…

yo suelo salir de esa estación pensando que todo es posible aunque, si te parafraseo, como “todo está en todo” siempre hay algo de uno mismo en los demás y viceversa, al conocerse.

misterios de la química y cuestión de oportunidades.

suerte y empatía!

p.d.:ah, y gracias!

Me gusta

no si un día de estos me matas…..de emoción…entre otras cosas porque me parece q es la 2ª vez que veo esa portada de zimmermman en tus coments.
muacssss (un día de estos vuelvo a barna y os como a besos- es un decir, eh? :))

Me gusta

Se parece a lo de las autoapuestas, en este caso sería: “Si sale por la salida tal, estaremos juntos para siempre, si no sale por ésta, puedo volver a intentarlo en otra ocasión” o algo así.

Me gusta

Error, Paul no salva a Holly, Holly arrastra a Paul al desastre. Es impensable que algo así pueda acabar bien.En su contexto, no es más que una metáfora del “gran sueño americano”, el éxito (amoroso, social…) siempre está a la vuelta de la esquina, solo hace falta desearlo con suficiente intensidad. Así acaba uno, de pura desesperación, entrando en una facultad armado con dos pistolas, a liarla.

Me gusta

….yo nunca tuve una game boy,
pero mis juegos de infancia eran sagas interminables,
que aún, ahora continúan…un día, a eso de los trece years,
rellené las casillas de una quiniela en función de la gente que
salía del portal de mi casa
female-1
male-2
si salía dos igual o más, o uno + una no contaba, y sí en unos segundos
(así como 8 o 10) equivalía a X.

Aparte de acertar cuatro en esa jornada, llegué a la conclusión
de qué desafortunados somos los inquietos a las puertas de una vida.
Quería ser poderoso y ser mayor de edad en menos de cuarenta y ocho horas.

Ahora que soy poderoso,
apuesto a que volveré a tener trece años de nuevo, y es una jodienda,
era feliz en la calle¡¡¡

hoy la calle está tomada por cábalas tan absurdas, que me aburro en el juego.

…..la saga continua…..o continuará.

Abrazo Amarillo, señor.

Me gusta

la música+el vídeo son geniales
gracias por dejarme ser parte de algo tuyo
:)))))))))))))))
a ver si realmente nos vemos antes de q acabe la semana. con barba o sin ella.

Me gusta

Add a Response

Your name, email address, and comment are required. We will not publish your email.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

The following HTML tags can be used in the comment field: <a href="" title="" rel=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <pre> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

A %d blogueros les gusta esto: