cualquier cosa puede suceder en halloween

cuando era pequeño tenía un amigo que se llamaba como yo, pero en castellano. era de origen gallego, pero no importa. es el tío con la polla más grande que he visto, pero no me importa. siempre usaba velcro y no tenía gusto vistiendo. me refiero a que llevaba demasiado velcro en su ropa y vestía con colores que no pegaban -chándal verde y blanco, chaqueta roja-. una vez hablábamos de por qué, en ninguna historia de genios que concedían deseos, en el último deseo se pedía poder pedir muchos deseos. yo, entonces le pregunté -¿qué tres deseos pedirías?-. no recuerdo los dos primeros, pero para el último dijo -tener opción a tres deseos más-. yo era partidario, pero lo que aún me llama la atención es que usó la expresión -tener opción-. me pareció muy de él. muy precipitada para su infancia. nunca he entendido a los que querían ser mayores así. yo hubiera dicho -poder pedir tres deseos más-, y así es como escribo.

me pregunto si el tío de la polla más grande que he visto pediría poder pedir más deseos. yo siempre pedí poder volar, tener superpoderes y poder pedir más. como aún no he crecido, he cambiado de opinión, y en cuanto aparezca un genio ya sé que no voy a pedir poder pedir más, en el tercer deseo. no sé volar más que cuando levito, pero me paso el día volando la mayor parte del tiempo. así que para el primero matizaré qué quiero cuando pida volar. para el tercero ya sé qué pedir. estoy completamente seguro. es algo que no depende de mí y ya nunca va a depender de mí. es simplemente deseable y superior a todo lo que puedo hacer. tanto que es lo único que voy a pedir después de cruzar los dedos al irme a la cama ahora mismo. cuando se cumpla, no podrás decir más que no has follado con muchos hombres pero tampoco con pocos, porque esa balanza se habrá quebrado en un sentido del sobrepeso. todo acabará teniendo una importancia igual a cero. como lo triste que te pone que lo único que se me mueve adentro por ti, y lo único que me importa de ti, son números: a cuántos te vas a follar y cuántos te están follando. aquel día me levanté vengádome de las letras desde ti, descreyéndolas; sólo quedan tus números.
el problema es el maleficio que me cayó el día que rompí un espejo en el pasillo de paseo de gràcia: alguien deberá mirarme bien y saber qué coño soy y decírmelo y darme un beso que no sepa a sal si sueño que me besa.

* calle asturias, el día de su cumpleaños

Categorías:

personal

17 comentarios

Tú ya tienes un superpoder… el del presentimiento, la intuición, los pálpitos… Los números, tan importantes o insignificantes como nosotros queramos. De la luna al sol las cosas cambian , la vida gira quizás más rápido que nunca… todo va y viene…
:*

Me gusta

¿Cuánto le media? Me conformo con una medida aprox. (si es que no se la mediste, claro). ¿Rebasaba la mítica barrera de los 20?
En fin, que pasaba por aquí… igual que la canción.
Un abrazo.

Me gusta

no pienses en los que se folló o en los que se follará
piensa en las que te follaste y te follarás
incluso mejor
puedes pensar en las que te follaron y te follarán

es más tranquilizador, da menos vértigo

respecto a lo último, tu sueños tienen sabores
eso es muy interesante

Me gusta

Yo de pequeño, soñaba volar por la ventana de mi cuarto tumbado en mi cama, y mirando todo lo que tenía debajo. Hoy, de mayor, a veces pienso en volar desde la ventana de mi habitación, pero sin cama…

Es broma, :-)

Me gusta

Me pareció curioso que la frase fuera la misma, y lo de volar.. Probablemente no estarías pensando en esto cuando la escribiste. Supongo que es una de esas casualidades.
“No se me importa un pito que las mujeres tengan los senos como magnolias o como pasas de higo, un cutis de durazno o de papel de lija. Le doy una importancia igual a cero, al hecho de que amanezcan con un aliento afrodisíaco o con un aliento insecticida. Soy perfectamente capaz de soportarles una nariz que sacaría el primer premio en una exposición de zanahorias. ¡Pero eso sí! -y en esto soy irreductible- No les perdono, bajo ningún pretexto, que no sepan volar. Si no saben volar pierden el tiempo las que pretendan seducirme”.

Me gusta

Add a Response

Your name, email address, and comment are required. We will not publish your email.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

The following HTML tags can be used in the comment field: <a href="" title="" rel=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <pre> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

A %d blogueros les gusta esto: