continental 62

siempre, en cada ida en avión, justo cuando empieza a inclinarse el pasillo, me entra el llanto. no es nada espectacular, tan sólo es algo que me da vergüenza hacer, pero nada que no pueda ser disimulado. lo siento como involuntario. llega como si fuera una azafata exclusiva, cuando las demás deben estar sujetas por el cinturón. en el transcurso, el corazón bombea exajeradamente y es el cerebro quien late. al ver que la tierra se aleja, el corazón recuerda que tiene la misión de latir todo lo que pueda, y le cuenta al cerebro cómo bombear. con la horizontalidad del pasillo, se turnan el papel volviendo a la normalidad; normalidad dentro de la que pruebo dormir impostando caras conocidas sobre los paisajes de allí arriba; arriba al que me gustaría llegar con mis propias alas. las caras cambian en los viajes, pero la sensación de mi itinerancia es la misma.
como cuando duermes y por momentos no recuerdas la orientación de tu cama, intento desorientarme e imaginar que cuando vuelva lo haré desde newark para visitar a mi familia, a mis amigos y mis paseos. debe ser por el miedo a caer que no pierdo de vista que estoy en algo que si cae, muero. por lo dicho, a la mínima turbulencia salgo del misticismo, pero newark sigue siendo mi aeropuerto.

en los aterrizajes suele haber sólo tensión. pero ya no es la misma que me dejé por ahí, es por si las alas se tuercen, me estampo y me pierdo lo que esté por llegar. una vez en el area metropolitana, el transporte metropolitano es menos de lo que parecía antes de despegar. las lineas como la amarilla me parecen el temido profesor de egebé cuando estoy acabando la universidad, el que resultó ser el mejor maestro. con el después de los aviones me doy cuenta mejor de los matices de la marea. hoy, por ejemplo, una chica llevaba un ramo de flores, llamémosla lucía. tenía las suficientes ganas de prontitud como para no darse cuenta de que se le había caído una flor. otra chica, llamémosla blanca, también había estado distinguiendo la fragancia de las flores del ramo entre el sudor de transbordo desde la estación de catalunya. la había estado escuchado. en fontana, blanca subió todas las escaleras -prescindiendo de las mecánicas- con la flor que se cayó del ramo de lucía. evitó las escaleras mecánicas, con su nueva flor y estilismo. de éste, se había percatado soledad, una tercera chica. en las escaleras de la línea verde de catalunya, soledad se dejó adelantar por blanca y miró su parte de atrás como yo. la tenía muy bonita, acentuada por la tenencia de ese conocimiento y porque le gustaba tenerla. entre piernas, tenía lo que de quién me acordé llamaba arco de triunfo. no me pareció que blanca fuera de la clase de chicas que habla de su masturbación con normalidad… no me podría gustar asbolutamente. de soledad me gustó la normalidad con la que se quitó los pliegues del pantalón, como si pensara que al culo ajeno le faltaba su carne sobrante. me encantan las chicas normales con complejos y viajar para verlas.

* christina rosenvige – continental 62
^ una ventanda del aeropuerto de lisboa que daba al avión que me devolvió al metro; el martes

Categorías:

personal

4 comentarios

es coas mía o escribo a ciegas?

no veo lo que escribo… así que a saber si pongo lo que pretendo… plo que quería decir es que los despegues siempre me parecieron más emocionantes que los aterrizajes en todos mis viajes en avión, en todos y cada uno de ellos… en los 6.

;-)

Me gusta

Add a Response

Your name, email address, and comment are required. We will not publish your email.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

The following HTML tags can be used in the comment field: <a href="" title="" rel=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <pre> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

A %d blogueros les gusta esto: