echo de menos tu balija moviéndose como sobre una rayuela, arrugando mi jarapa que pisás botando, ya y aún, guiñando tu derecho en los parpadeos; tanto como tan cerca de todo lo mío lo que escribieron en el electrocardiograma que llevas en tu cartera con tus fotos mirando a un lado.

fred se muere, y te quisiera yo aquí olvidando vuestro vacío.
allá en vez de allí, no sabés el significado que ya eres.

* andrés calamaro – crímenes perfectos
^ no a cualquier hora, el vaso del que bebimos agua llena de cal

5 comentarios

  1. Anochecerá un día, pero eso ya no pueden escribirlo ellos. En este crimen murieron desilusiones, dudas y certezas. Era tan obvio perder ese micro, ya lo habíamos visto mientras la pantalla fundía a negro. Y otra vez la mirada a través de una ventana, extrañándote.

    Me gusta

  2. :) esdepp, me encanta que me digas eso. eso sobre alguien a quien echo de menos. alguien que viene con una maleta y arruga tu manta andaluza y cuando vuelves a casa y la manta sigue igual, es cuando ves qué ha hecho en ti. ese alguien llevaba su electrocardiogama en la cartera.

    y fred aún es mi gato :(

    1abr grande

    lucerito, la calle lepanto es tuya. la calle serrano es casi mía; obvio. uno del tamaño de una calle de cuarenta mil números.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s