el chaise long

siempre que dije en voz alta que cerraba por derribo -aunque si lo hice con esa voz, no cerré del todo-, seguramente también conté que quisiera ser padre soltero y que dedicaría mi vida a mis dos hijas; y sé que de sopetón nada tienen que ver un trozo metáforico de una canción de joaquín sabina y lo que he podido contar, pero saber que mi primera hija se llamará paula y que la querré sin ninguna impureza, sin espejos que seguir para decir que la quiero o sin miedo a morirme antes que ella, hace que de nuevo todo esté en todo, porque tengo la certeza que abrí por ella y aquí estoy: en diputación, frente una ventana que da a un patio interior, con los brazos abiertos incluso cuando se me puede matar con cruz verde (el mejor remedio contra las cucarachas, eficacia probada); como si mis abrazos fueran las puertas de la habitación del piso compartido que será para mí, abiertas para quien quiera andar conmigo; se podrá fumar, cantar o dormir (también) conmigo.
ahora mismo, sin una chica a la que mis conocidos llamen tu novia (y aquí hay muchas lineas por medio), lo más bonito es querer que paula se parezca a su madre, la mujer a la que también diré te quiero, aunque sea con espejos.
les enseñaré todo lo que sé, padre soltero o no.

el principio del espejo, tan sólo dice que hagas cuando te hagan; como el ojo por ojo, pero esta versión es para actos de cariño y cercanía.

el chaise long es un bar restaurante que también está en diputación, como la ventana a mi izquierda. se come bien y tiene sillones en los que resulta muy dulce desayunar un café con legañas y leche. puedes comer dos platos y el café o postre en una mesa que no cojea, sentado en una silla que tampoco cojea; también en una mesa alta, sentado en un taburete, aunque tengo una teoría: estoy mal hecho porque a mí me destrozan el culo… por eso nunca he comido sentado en uno; ahora que lo pienso, recuerdo que fui consciente que en el culo tenía huesos gracias a un taburete. el precio del menú de tres platos -o dos y café- es de siete euros y medio; hace un año valía seis, y era un chollo.
la música ambiental es chill out, pero me consta que por las noches hay música en directo (jazz, bossa nova, a saber…) aunque lo que será importante de ese lugar, como sucede con pocos otros lugares, son las conversaciones, y siempre da igual el alimento: vino, chaise long, ensadilla rusa, pollo, tiramisú o café; además suelo estar nervioso cuando como allí y se me va el hambre.
hoy hablábamos del pasado cuando parte de éste -iván-, que de casualidad trabaja muy cerca, saludó, y no pude negarle ni el saludo. me refiero a la predisposición… a esa cara que pone uno cuando dice con sinceridad: -me alegro de verte-.
él simboliza un pasado de buenos recuerdos, con mi inseguridad y decepción por igual; de repente aparece en medio de todo, estando todo en todo; y si me llama para un café, nunca fui al curso de asertividad que me pagaba el curro de dos y media a tres y media del mediodía: no sé acordarme de lo que pude decir días antes.
así que, por paula, por culpa de juan pablo segundo o sencillamente por cómo es mi vida, me siento abierto y todo el mundo me parece bueno, o me parece que pueden necesitar mi ayuda y yo estoy, aunque yo no sepa exactamente si tengo la humanidad suficiente como para ser incondicional; la casualidades, a veces me pillan en slips.
hoy -sin quererlo y sin la presencia de iván- hablamos por igual de símbolos del pasado; ya pasó (en plural).
en fin, siempre me repito lo mismo (y muchas veces en voz alta): -no voy a brindar por el pasado-.
por nosotros, ¡salud!

* hace mucho que no veo a sonia; la antepenúltima vez que lo hice tenía un brillo especial. después de aquella cena, tardó dos meses en decirnos que ya entonces estaba embarazada, y lo hizo enviando una ecografía. aunque desde aquel momento nada puede ser lo mismo (no veo a una madre de ojos azules bebiendo tres o cuatro vodkas), me alegro enorme.
y ya, como paula aún no ha sido concebida, pondré la del primer hijo de sonia -no quiere saber el sexo, pero tiene cara de que va a tener un crío, y yo soy medio brujo-.

Categorías:

personal

4 comentarios

audrey, repetimos quan vulguis :D

arckh, jooo q bonito lo q dices. intenaré q tenga suerte :)

gasord, q grande! un playmobil! te recomiendo el sitio jejeje
malegro q te guste el formato jejeje! 1abr!

Me gusta

Add a Response

Your name, email address, and comment are required. We will not publish your email.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

The following HTML tags can be used in the comment field: <a href="" title="" rel=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <pre> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

A %d blogueros les gusta esto: