i’ll always be thinkin’ of you

Fue Miguel quien me dijo que lo primero que se mira al despertar es muy importante para ese día, así como las cosas que piensas mientras estás de mala leche por las mañanas; por ese motivo, en la pared que queda a mi derecha cuando amanezco, tengo una fotografía de Manhattan desde la orilla del East River en Brooklyn. Mientras duermo, mi coronilla apunta a Collserola, y las plantas de los pies que provocan mis andares desordenados, ven el mar.
El sábado la miré especialmente, buscando evitar que cualquier sentimiento de las últimas horas de la noche anterior palpitara y así cayera la primera tristeza desde que oler a primavera me hace estar como aquel verano en París. Mezclé el sol, el aire y el perfume de hogar, con imágenes y canciones de los catorce días en la noventa y seis oeste, entre West End Avenue y Riverside Drive; I’ll always be thinkin’ of you, I’ll always love you though New York decía una de las canciones que sonaron entonces y el sábado por la mañana. Me gustó que la emoción entrecortara el aire que inspiraba o suspiraba en el orgasmo del recordar un entonces, y conseguir sonreir en un ahora; todo un día, sin mueca, sin más ciclos y recuerdos de lo que ni siquiera he vivido.
Alguna vez me dijeron que siempre asociarían la nieve en Barcelona, la ciudad de Nueva York y los Beatles a mi persona. Sólo puedo sonreir con todas mis fuerzas.

Aunque a veces me sienta poca cosa, mi corazón también late -y hasta despilfarra latidos-, mis ojos también dicen y también lloran, mi pelo también huele y yo también tengo mi olor; también tuve padre y también tengo madre; también siento; también soy persona. Para todos aquellos y aquellas: promesas.

[imagen: los elementos: el sol, el aire, el campo, el agua. un banco de escocia cerca de una estatua a William Wallace. la libertad de no sentir la cárcel con las puertas abiertas. el desencasillamiento. el volver a los elementos]

Categorías:

personal

8 comentarios

La foto de la cabecera, el despertar de un sábado, el perfil de un Manhattan que ya no existe, un verano en París, el tres en uno de la nieve en Barcelona, la ciudad de Nueva York y los Beatles, los suspiros orgásmicos de nostalgia y las sonrisas, el despilfarre de latidos, un banco solitario en Escocia y promesas… muchas promesas.

Este post me gusta. Me gusta mucho.

Un abrazo

Me gusta

que delicioso leerlo, recordar barna, NY, la música sonando..y afura viento y algo de lluvia..que se llevó la pesadez del aire.
tutti bene.
besíños.:)

Me gusta

ji, gracias a tothom… la verdad es que llevo tiempo sin escribir y lo noté; tenía mucho más que decir pero no words. ya se sabe: words are very unnecessary decía depeche. enjoy the silence.
1abr y besiños

Me gusta

Me ha gustado este post. Y no me preguntes por qué, pero lo he imaginado en verano… ¿Qué mejor vista que el sol de Barcelona? Y si la sonrisa es grande, ¡cielos!, inmejorable.

Me gusta

"Alguna vez me dijeron que siempre asociarían la nieve en Barcelona, la ciudad de Nueva York y los Beatles a mi persona". Con esa combinación entiendo perfectamente tu sonrisa.
Qué página tan interesante…

Me gusta

Add a Response

Your name, email address, and comment are required. We will not publish your email.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

The following HTML tags can be used in the comment field: <a href="" title="" rel=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <pre> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

A %d blogueros les gusta esto: