a day in the life

Eché -por fin- mano de mi madre y le dije aquello de que siento que me estoy extinguiendo, para, de alguna manera, definirle qué es que estoy standby, like spinning plates, o en Babia, viéndolas venir; todo viene a ser lo mismo.
Que me voy desconociendo, aunque es bueno mientras no abruma, porque sé que llegaré a lo que voy a ser en lo que me quede por vivir. Siempre habrá quien dirá lo contrario, que todos cambiamos y todo eso… pero por esta noche voy a seguir creyendo que tengo una intuición paranormal, que soy raro y siempre acierto.
Es bonito hablar así a una madre, aunque lo haga poco y prefiera estar dejando que las paredes me aplasten, de mala leche y tocando una y otra vez Exit Music (For A Film).

Tengo unos días muy raros… bueno sí, casi de bajón… así que necesitaba a alguien y ya está.. te llamé… pero estoy mejor, ¿lo ves?. Mueca de payaso respuesta con una carcajada. Y esto me recuerda a que una vez Iván me dijo que lo que más le gustaba de mí, era mi humor cuando dejaba de llorar.
Me gustan los momentos como el de esta noche, cuando vi a Verónica y le dije lo mismo que encabeza este párrafo; son momentos en los que no te perturban las dudas de lo que si haces es correcto o no, si está bien o mal, si es egoísta o no, o en los que notas que se te olvida que estás perdiendo la noción de lo que es justo, de lo que es un principo y de lo que es real. Me gustan porque sí, porque me digo: joder Jordi, ¿necesitas llorar, hablar, un abrazo, contar, fumar, estar en uno de tus sitio sin estar solo? ¿Por qué no? Sigues siendo persona, coño… y “Rules of attraction” puede esperar al miércoles.
Recordé en voz alta la cita al principio de “Vivre sa vie”: hay que prestarse a los demás
y darse a sí mismo
(Montaigne) y me miró diciendo que debería pensar más en mí, además de pegarme una fiesta como Dios manda.
Al final, es la persona en el sofá frente a ti quien deja de mostrar seguridad y comienza hablar de sus flaquezas y de sus propias preguntas; aún tengo ahí algo de ganas de sonreír para los demás y, aún pequeñito, me siento con el valor del que habla y sabe que le creerán. Magno me llama Ángel. De repente, te alegras de que Verónica dejara de ser la pelirroja del sexo por sexo y se convierta en alguien con quien sabes que tendrás una amistad, que sólo queréis eso, y aquello entre tú y el mundo, y tú y ella, acabó.

Escribo para intentar no olvidarme que siempre hay pequeñas cosas que pueden salvar los días que caen por su propio peso. Por eso, esta tarde fui al Charlot Cefé y me senté justo debajo de la mesa del cuadro de Audrey Hepburn mirando la cristalera de Tiffany’s y ahora no he podido evitar pensar que yo hice lo mismo y que nada malo puede sucederte en Tiffany’s, y que estuve allí, en Tiffany’s, en Nueva York, y ¿no merece la pena vivir para volver?
Y esta noche me quedé mirando mi cuadro preferido de los Beatles en la Garrafa, al lado de la puerta del lavabo, cantando Help!; sonó A day in the life y se me coló entre la conversación y la cerveza; la precipitación final recuerda a una espiral sobre la que pretendes llegar al nucleo y abandonar los ciclos porque siempre pasas por los mismos puntos y ya no valen… tienen que acabar.

Categorías:

personal

8 comentarios

cuanto has escrito! que bien, acompañarse de esas fotos con tanto "feeling" no puede ser malo, y ya he escuchado la nueva radio…. las personas no somos lineales y babia a veces está muy poblado.
besiños.

Me gusta

Por partes:
– Soy raro; todos lo somos, pero de todas formas, ¿comparado con quién?
– Desayuno con diamantes; vale, podríamos hablar 1000000 cosas de esa peli y aún así confío en que lo haremos.
– Gracias por la referencia del bar, en abril aguas mil y lulamy no estará en madrid. Me pasaré un día, me ha gustado.
Un besazo, ya te cuento

Me gusta

siloam, a veces envidié a gente lineal, por la sencillez… de momento mejor en babia… jejej lo bueno de babia es que uno no ve a los demás que están en ella. o lo malo. 1abr volando yendo

lobo, hay días para todo, pero sí que merece la pena ir a nueva york, y como para eso hay que vivir, pues ya lo tenemos :)

lulamy, es una cuestión d que me lo dijeron mucho eso de raro jejej y yo me siento bien, aunque a veces parece que sobre y que uno se tome una fiesta cm 1examen. por supuesto, con una buena cerveza y tapeo :) la última parte no la entendí bien :o abrazo mil!

–.–, gracias :D y gracias x pasar x aquí

Me gusta

ke podria decirte…no se. yo siempre estoy en babia. y pienso constantemente en ser un no ser y me suelo sentir peor por las mañanas. tambien cuento cosas y las escribo para no olvidarlas. pero al final vuelvo con la nausea. sin nada mas ke la sensacion de caida rapida.
me gusta como expresas lo ke sientes y espero ke eso te haga bien y te ayude
besos desde benikaka

Me gusta

siloam, jejej siempre es plácido el viaje a Babia con según que música. 1abr de capricornio.

silvia, babia es peligrosa si estás mucho tiempo; cuídate, sí? espero que a ti tb te ayude escribir. es vomitar :) 1bes desde Barcelona!

Me gusta

Add a Response

Your name, email address, and comment are required. We will not publish your email.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

The following HTML tags can be used in the comment field: <a href="" title="" rel=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <pre> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

A %d blogueros les gusta esto: