no tengo hambre y necesito vomitar

Venía pensando sin música.
Quisiera escribir como los autores del suplemento de el Mundo a los que ayer leía en un bar con dos cervezas, pero no tengo palabras nuevas en el fichero letras.txt; y es que hace tiempo que no leo o no tengo un bolígrafo y un bloc para apuntar lo que no conozco y quiero conocer. Es por esto que recurro a mi prosa, lo más bajo de mí, lo más sencillo por áspero o dulce que sea.
Me decía que fuera de aquí soy incapaz de ser yo, o ser como me gustaría. En este lugar a tiro de google, con fondo gris, dos columnas que lo sombrean, letras negras sobre fondo blanco, siento el verdadero tormento, la prudencia más real o la ilusión más sencilla. Fuera no soy capaz de dejar que salga como lo hace aquí y cuelo como una persona rara, alegre e incluso sé del cariño que me tenéis. Es posible que por mis ojos podáis leer lo que sucede, aunque apenas sólo cuento uno que sepa que el taxi amarillo neoyorkino ya habitaba en mí y que intuya una profundidad distinta en el trayecto entre pupilas.
Quisiera volver a nacer con una sola manera de existir.

Por mis ojos véis que hace meses está sucediendo; sé que se me movió algo por donde quiera que esté lo que me hace sentir o ser persona. Lo sé cuando me veo reflejado en ojos ajenos y me veo tan y tan lejos; tan de paso. Me duele, me está doliendo y no puedo evitar volver a llorar como hace que no lo hacía. Tiempo que no se nubló tanto. Si cierro los ojos tomo consciencia del vacío y siento una sumisión casi bíblica; como a quien desvelan su destino. Lloro y lo sé, ya no me avergüenza que me veáis así; digo verme porque igual el ajeno se ríe de estas palabras que lee y éstas no las concebió nunca el más cercano. Me siento tan débil como diferente, pero lejos de lo etereo en todas estas palabras, en mi debilidad, necesito un abrazo, ser abrazado, sentir algo que pueda palpar y sostener aunque empape un regazo; ahora no me importaría empapar, no podría pensar en lo que pensaría quien me abrace y en la sensación de inferioridad que podría cruzarme.
Qué más quisiera yo que no sentir así, le vuelvo a decir al ajeno.

Últimamente ando perdiendo la mirada; sin mucho esmero desvío mis ojos al cuadro más cercano, al café ajeno, al final de la avenida o a cualquier lugar del rostro que habla o escucha. Oigo “autista” cuando me quedo mirando a los perros que me miran tan cercanos y yo siempre les miro y sonrío por la paz que me dan. En algún momento empecé a llamar sentir doble a vivir mientras palpo recuerdos de lo que estoy viviendo, aunque sólo lo esté viviendo en ese momento; como si hubiera vivido dos veces y de la primera sólo vislumbro; mientras sucede, ya no estoy allí. Es visceral y palpable, casi físico… alguna vez hasta la puerta automática de algún sitio no se abrió.
Ajeno un sábado familiar viendo familias en los parques como ajeno buscando pastillas una mañana dominical a las once, desde el otro lado, desde donde ves niños crecer y tú sólo te pudres.
Follé, sudé y mordí con la misma intensidad que el vacío crecía en mí cada vez que me sacaba el condón y huía de cualquiera de las maneras de huir, sucio, con un cigarro, olor a coño y besos que restan.
Hice el amor llorando como dice la canción, sintiendo lo efímero del momento y no sólo por lo putas que podían llegar a ser, sino porque yo no pertenecía allí.
Huí de donde no estuve.

Escribo alejándome de lo que vivo, aunque esté en lo que siento, que es lo que escribo.
Sólo pocas personas suenan a canciones.
Escribí sobre Ángel en una libreta que no voy a abrir y transcribir porque me gusta que ahora vuelvan a asomar tantas lágrimas cuando nos recuerdo en super ocho paseando una noche que resta perpetua en lo que quiera que me haga vivir, haciendo brillar recuerdos de amor, juegos y penas amontonadas por el Raval, en calles añejas de historias de pequeñas cosas que ahora pinto de azul, llorando lo que escribo o vivo a borbotones; le recuerdo amando Barcelona, me recuerda al mar que nos baña; y no importa que me vea.
Escribí sobre Rocío cuando lo hice sobre él regalando esas pequeñas cosas a los que estaban en mí aquella noche, que se acerca a esta mañana en sus abrazos, caricias y miradas de haberme anhelado, y que muere con un crepúsculo cualquiera; y no importa que me vea.

Categorías:

personal

14 comentarios

Cuando te veas abrumado por tu sensibilidad, acuérdate de lo que te dije. Riqueza, vida mil. Un dia de estos abrirás esa libreta, espero.
P.D.La foto genial, pero vaya careto que has elejido… fatal.

Me gusta

lü, yo te hago uno rojo para que peguen con tus zapatos :) y 1b7

burma, una vez me enseñaron que el agua y la humedad no pueden sostenerse; 1abrazo de gracias y prometo intentarlo

dieinch, míalo. a ti te lo explico mañana con un café como dios manda. invito yo, tú satxs?
el careto el que tienes, nektar. 2abr

Me gusta

memoria, qué vista! nos hemos preguntado cómo puede ser? se ven tanto las líneas doradas? jejeje entoces tu padre debe ser el mejor :) 1abr como digo yo -ji-

pau, welcome. yo empiezo a acostumbrarme a matar el tiempo así mientras espero que vengan para salir. no está mal y de paso te enteras. recordar duele? 1abr

Me gusta

una sola manera de existir…, además de aburrido, es imposible, aunque lo desees… saludos

Here we are with our running and confusion,
and I don’t see no confusion anywhere.

Me gusta

la retina, a veces quisiera que se compenetraran más las maneras de existir.
y todo el mundo puede tocar la guitarra pero no todo el mundo puede tocar y cantar "paranoid android" jejeje
gracias por el comment y 1abr!

Me gusta

interesante
especialmente la parte sobre no tener google ahí… es exactamente eso
uno no puede minimizar… cambiar de pantalla…
y nadie entiende que te quedes mirando al infinito…

Me gusta

Add a Response

Your name, email address, and comment are required. We will not publish your email.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

The following HTML tags can be used in the comment field: <a href="" title="" rel=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <pre> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

A %d blogueros les gusta esto: