55.9490 grados al norte / 3.1610 al oeste

A un -One white coffee, please – que he pedido como quien necesita una café, me ha contestado con voz aguda y sonriente -One white coffee? Sure! -.
Al segundo y poco ha sonado un sol séptima sus.4 con bajo de la que dura una redonda, el primer acorde de It’s Been A Hard Day’s Night; a mi derecha, después de los cuatro compases de la redonda en la barra, alguien empezó un –It’s been a hard days’s night and I’ll… – y paró al darse cuenta que no era. A mí me ha parecido una canción de White Stripes, ellos ríen; yo sonrío.
Me vuelve a sonreir taza en mano. -One twenty three -. Cuento peniques en castellano para la voz baja y se las voy dando contando en inglés para la voz alta.

En la mesa de al lado me miran mientras decido escribir con frases sencillas, cortas y conexas; no doy para más.
Me olvido el white coffee en la barra del World’s end, en High St. con Word’s end close. Close debe ser callejón sin salida; lo digo por experiencia, vamos; empedrado.
Cuando vuelvo al rincón donde dejé el tabaco, la libreta y todo lo demás, vierto un poco del coffee sobre la pana casi gris. Está calentito y se agradece. Me viene cuando me corrí por primera vez delante de alguien. Celia se llamaba. Sí, eran de pana como estos y color parecido. Me sentí un poco sucio al ver las dos tonalidades de casi gris, así que mentí gratuitamente y eché las culpas a aquella carretera que sólo se utilizaba para desplazamientos entre huertos. Creo que ésta moría en Benigembla. Antes dije “gratuitamente” porque igual que yo sentía -pese a sus pantalones- que donde terminaba su sexo desprendía más calor que su cintura o lo que sucedía en horizontal para arriba -desde yo debajo y ella arriba-, ella sabía buscar mi sexo con el suyo, pese a mis pantalones de pana, que cedían a la presión intencionada de aquel calor como los suyos a la de mis manos.

Ahora me viene lo de hace unas horas. Me miré el vientre en el lavabo. Tenía ganas de decirme que no ha crecido; no quiero que haya crecido. Siempre lo hago; en cada viaje. No sé; es así. No cerré bien la puerta y alguien la medio abrió. Debió verme el culo. Al notarlo murmullé un entre empanado y aviolentado busy. Me había bajado los pantalones del todo, aunque nunca lo hago para orinar; por eso no sería extaño que lo pensara. Desde mi salida por la puerta de ese male toilet me ha dado por pensar que debió imaginarse que me estaba haciendo una paja y que hacerse una paja en el Mc Donalds debe ser triste. Sumamente triste.

Creo que estuve tiempo mirándome el ombligo.
Me viene Estopa y este verano cuando se oía ya ni se te levanta.

Me apetece hacer el bohemio por ahí conjugo varias veces. No suelo atraverme a decir que necesito estar solo. A la derecha miro el castillo desde el cruce de Princess Street con Waterloo place. A la izquierda desvío ojos; no me apetece mirar; no puedo con la linea imaginaria a la altura de la nariz. Círculos pupilares y miradas sin blanco. A la izquierda me observan. Entre ambos sentidos North Bridge, un gorro de lana, café y Old town. Ellos bajan por Waterloo y yo decido volver a usar pendiente; abrir el primero. Me anido en la sensación de perder rebeldía y ganar en submisión. El pendiente, azul. No sangro; aunque duele, sonrío.

Entré en el castillo. Me emocioné al sentir que hacia tiempo que no pasaba por allí. Como imaginar me gusta, abandono mi fábula y por metamorfosis me hago caballero andante, al que cosieron en un castillo de príncipes y princesas. Yo ya he estado aquí.
Bajé sin mirar atrás, porque nunca más quiero hacerlo; un tiovivo infantiliza You’ve Got To Hide Your Love Away con voces de varios colores de circo. Me recuerda mucho a ella -y ella no suena a alma- y cedo entonces a la lujuría de pensar que en ese intante vuelvo a la inocencia imaginándome aquí encriptándola en frases relativas a ventanas. Disfruté ese momento. […]

Suena Redemption Song. Acaba en acorde de séptima. Es acogedor y la canción se queda aquí con nosotros. Foto.

Me gusta esta latitud.
Me gusta Victoria Street desembocando en Grassmarket.

En Barcelona, mi madre se llama Beatriz, aunque casi todos la llaman Bea, y la vi bien; muy guapa. No sé notó que me alegraba de verla. De verla tan bien; de verla así, con sus gafas de sol graduadas tintadas de azul; de verla como si para mí hubiera pasado un tiempo desigual como mi afeitado -mucho tiempo- y para ella lo contrario.

Me siento raro. […]

Categorías:

personal

7 comentarios

es curioso. LLevo intentando entrar desde hace tiempo y no me abre tu blog. Quizá se ha jodido algo en mi template, porque cuando pincho en tu icono..nada.
No comentaré nada sobre tu experiencia extranjera y extrapolar.. porque me duele repetirme con eso de que tus palabras me parecen deliciosamente escogidas, pero es lo único que se me ocurre porque me gusta como suenan.
No se si la foto es cosa tuya, si es así, felicidades, y si no, has escogido una exquisita imagen.

Me gusta

alhua, sí… aunque espero que lo raro no sea para malo. 1abr!

mitaddemi, el fotógrafo era un buen tipo, aunque antes era el doble de lo que es. nos vemos ahora!

lobo, un placer volverte a ver por aquí. la foto me la hizo el del comment encima tuyo ;) seguro que le ha sentado bien leer lo que has dicho :) por lo demás, reiterar lo que te comenté en tu post de "quizás". gracias y 1abr!

lü, seguro que te gusta. pero abrigáte bien y no pierdas el avión de vuelta, como hicimos nosotros! otro pa ti!

Me gusta

Y yo me anido entre tus palabras, que destilan emociones y viajes de idas, dónde quieres ver vueltas.. e imagino que fácil sería abrazarte rompiendo el sielncio…

(como lobo hacía semanas que no podía ver tu blog, una delicia necesaria para calmar ansiedades nocturnas… como siempre.. vuelvo a leerte y sonrío)

Me gusta

hola burma, wecolme back. gracias por tu abrazo, aunque ahora mismo me voy, que huyo. pero igual… aquí… ya volveré.

cambié mi dirección. puse un cartel un tiempo, pero no debistéis verlo.

1abr

Me gusta

Add a Response

Your name, email address, and comment are required. We will not publish your email.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

The following HTML tags can be used in the comment field: <a href="" title="" rel=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <pre> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

A %d blogueros les gusta esto: