hermana alma

Hoy no ha sido como las noches anteriores en las que me sentía esperando con los piel helados, en vigilia. Pero no sé la razón, sólo es así de noche o llegando a casa de tarde, en ocasiones.
Ha sido curioso buscar en el diccionario de la RAE vigilia -para asegurarme de que estaba bien escrita- y encontrar que la segunda definición es “trabajo intelectual, especialmente el que se ejecuta de noche”. Estoy de vigilia.

Y empiezo a volver a aborrecer el mess; por eso y porque ayer o antes de ayer soñé con los besos ducles -normalmente, en mis sueños, siempre saben salados- y los pechos con fiebre de alguien que se parecía a la protagonista de Dreamers (Eva Green), me he puesto a ver Persona, de Ingmar Bergman. Ahora no recuerdo si en esa película la citan, pero me la bajé al poco de verla.

Me encanta buscar mi parecido en los personajes que aparecen en las películas; de las primeras veces que lo hice fue prefiriendo a Murdock antes que a Phoenix, y de los Transformers no me gustaba Optimus Prime, prefería unos que eran dinosaurios, pero que no eran ni buenos ni malos, iban a su bola… al menos eso me parece recordar.
Y esta vez he reconocido esa mirada de la hermana Alma, porque alguna vez la he visto en mí mientras me miraba a los ojos afeitándome o peinándome, a través del espejo, justo antes de que el vaho desde la ducha lo empañara. No sé, miraba con rabia… como si se te estuviera pegando lo malo del malo de tu peli… como si te gustara más de ti lo que le/s gustaba más de ti; incluso mirarte teniéndote rabia; una mirada muy intrínseca.

Me he reconocido en más, pero son las dos y no tengo sueño… aunque debo dormir…
Creo que me veo en más frases… creo que la tengo que volver a ver…
No tengo tabaco.

[Buenos días, Sra. Vogler. Soy la hermana Alma. Me han encargado que cuide de usted durante un tiempo. Quizás debería hablarle sobre mí. Tengo 25 años y estoy comprometida. Soy enfermera desde hace dos años. Mis padres tienen una granja. Mi madre también era enfermera antes de casarse. Iré a por la bandeja de la cena.]

[Es extraño. Una va por ahí haciendo las cosas casi siempre igual. Hace casi las mismas cosas de siempre. Me casaré con Karl Henrik y tendremos unos cuantos hijos… que yo criaré. Todo eso está decidido. Está dentro de mí. No hay nada que pensar. Es un enorme sentimiento de seguridad. Tengo un trabajo que me gusta y con el que soy feliz. Eso también es bueno, pero de otra manera. Pero es bueno… Es bueno. ¿Me pregunto qué le pasará realmente?]

Categorías:

personal

5 comentarios

Add a Response

Your name, email address, and comment are required. We will not publish your email.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

The following HTML tags can be used in the comment field: <a href="" title="" rel=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <pre> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

A %d blogueros les gusta esto: