la canción de williams

[Frankie Avalon – Tower Of Strength]

Me he propuesto aprender a tocar la canción del anuncio de williams, que tengo clavada desde niño. Se llama The Entertainer. No puedo recordar a qué me trae recuerdos, pero quizás es así y no hay más. No todo iban a ser recuerdos! Sólo me inspira días de infancia. Diría que desde temprana edad me imaginaba tocándola a mis padres. Eso de imaginar siempre fue lo mío.

Ragtime!

Cayendo de nuevo en Knives Out.
En Nueva York tendremos una temperatura mínima de 17 y máxima de 24; dije tendremos para sentirme aún más cerca de allí, del otoño y de los recuerdos que nacieron desde la 94 con Broadway.

Vale, sigo pensando en que, quién sabe en cuántos días, me llamará o me escribirá, y mientras yo no estoy lo suficientemente convencido como para no dejarle entrar en el útero de mis pensamientos; puede que sea un recuerdo fuera de control que tiene vida propia.
No. ¿Será que le quiero?
Seré más fuerte que ella. Seguiré atacando los recuerdos con chapapote de rencor. ¿Qué coño es lo mejor?

Quizás el pensamiento primero de que sería seducida por quién fue la persona más cercana, en parte mi mejor amigo, acabará siendo positivo y hará que me resigne para siempre y ya no tenga más batallas con nadie o bien empiece a dar el último puto empujón a la autoestima para que se mantenga donde está y no vuelva a caer. Si él habla mejor, toca mejor, folla mejor, mira mejor, acaricia mejor, etc. Que así sea. Eso debo pensar, porque hasta ahora el silencio irrompible de una lengua estrangulada ha funcionado a mi favor. Si se seducen, morirá cualquier forma de vida de abecedario; callaré y recordaré la carta donde me dijeron que no era nada más que un niño que quería ser como él. Fumaré un cigarro y me alegraré de no tener a nadie de aquéllos en mi vida. Siempre fui mejor amigo con la inocencia de un niño; sí, de esas que se giran en contra. En fín… que adiós.

Acabaré sabiendo qué tengo yo, qué soy. Si a alguien le quedó París, a mi me quedará levantarme en cualquier parte de Nueva York a swing de Cheek to cheek. De alguna manera esa ciudad supone el primer café del día, el que te hace ser persona.

Categorías:

personal

5 comentarios

Hombre, más que el hecho de que él hable mejor, toque mejor, folle mejor, mire mejor o acaricie mejor, sería más bien que a ella le gusta más como habla, toca, folla, mira o acaricia él. Suena a tópico, pero ya habrá alguien a quien le gustes más tú como orador, tocón, follador, mirón o sobón, ¿no?

Me gusta

a veces soy muy críptico con los posts y en esas frases hay más encerrado; aunque lo que dices es verdad, por ser quienes son o quienes fueron, hacen las que las cosas tengan muchos matices que son los que están desparramados por todas las palabras de este blog.

Gracias por participar :)

Me gusta

Nunca te entregues tanto a alguien, por mucho que su nombre suene a alma. Sé que es algo inconsciente, y que todos los que salimos mal parados de esta mierda a la que algunos se empeñan en ponerle un nombre tan bonito como amor, decimos lo mismo.

Como he echado de menos tus palabras!
:)

Me gusta

Add a Response

Your name, email address, and comment are required. We will not publish your email.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

The following HTML tags can be used in the comment field: <a href="" title="" rel=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <pre> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

A %d blogueros les gusta esto: