De Pataki a Cohen

Esta noche soñé que me liaba con Elsa Pataki. Era de aquellos sueños en los que te das cuenta que soñabas, una vez levantado. Tenía un ford fiesta (cosa que dudo). No recuerdo el color. No es la primera vez que sueño con ella y no sé por qué lo hago, porque, si bien no me parece la típica actriz guapa creída -me parece guapa y sensata (debería decir que me inspira eso)- tampoco es tanto como para que haya permanecido en la parte de lo que sea que esté en mí que elige el reparto de actores en mis sueños.

Hoy ya no ha hecho una de esas mañanas frescas en las que es fácil dormir. He llegado a casa sobre las 7 de la mañana, es decir nada del otro mundo, aunque no me guste nada llegar de día porque se me va el sueño al infierno. He tenido el primer antojo de frío. Porque cuando hace frío el sol no molesta, al revés… lo deseas. Pienso en frío y me alegra saber que llegará, que el verano pasará sea largo o sea corto, sea húmedo como el mayor de los deseos o seco de sensaciones.

Ese frío me ha recordado a ti, niña alma, a quien recupero con estúpida insistencia. Quizás fue antes recordarte.
Debería dejar tu recuerdo en paz, llenarlo de odio y rencor, si es que no lo está, y seguir mi camino en el mismo sentido pero sin la carga de las dudas que empecé a llevar desde que dejamos de encajar y te empezastes a convencer de que yo no era digno de tu vida.
Me decepciona tanto ver en qué nos hemos convertido. Pienso en aquellos gritos, en los desencuentros, en tu manera de girar las cosas, en tus huidas y refugios.
Creí que de ese río donde nacían tantas palabras que en seguida hacíamos nuestras fluía por algún motivo que nos distinguía de los demás. Creí que conmigo serías diferente, que por mí sentías algo intenso, grande y poderoso; no, no habían mentiras. Que no seríamos típicos. Cada día te quería, te dedicaba la mejor de las miradas y el más salvaje escalofrío de deseo.
Y ya, tú todo esto lo experimentas con bastante facilidad, así que decidido afrontar el hecho de que no fui nada especial. Para mí es duro, me hace sentir menos y me cuesta. Y sobre tus facilidades de mujer liviana, decierte que el uso frecuente desgasta la esencia de cualquier cosa.
Con todos te cuelas por el cuello de las camisetas y miras a los ojos ajenos inclinando la cabeza hacia abajo, para que tu mirada apunte mejor y así no falle en su propósito vampírico de alimentarse del un alma. Quizás es por eso que tu nombre sonara tanto a alma.
Ayer recordé tu primer “te quiero”; extrañamente lo hacías? Media verónica… Y no quiero recordar todo lo que vino después porque el frío debe llegar después del verano, cuando nos adentremos en octubre.

Quisisera estar cerca de la playa. Saldría ahora mismo a hacerle una foto y fumar un cigarro.
Y odio decir que la única persona que encaja de nuevo en esa imagen, es vos. Te envidio imaginándote en la playa en compañía de ti y tus pensamientos, donde no figuro ni como secundario. Debo dejar de mirar a los lados, e inventar algo allí delante para que las miopes sombras que se mueven sigilosas a lo lejos comiencen a tener forma. Entonces es cuando recuerdo a Berlin e imagino a Cohen cantando then we take Berlin.

Y tan arisco en casa.

Categorías:

personal

1 comentario

Hola, he llegado a tu blog por un cúmulo de casualidades y hace días q me paseo por él. Simplemente quería decirte que aunque no tenga ni idea de quien eres, lo que escribes (no sé por qué) me reconforta o me pone triste o las dos cosas a la vez, pero que jamás me deja indiferente. Gracias. Sólo eso.

Me gusta

Add a Response

Your name, email address, and comment are required. We will not publish your email.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

The following HTML tags can be used in the comment field: <a href="" title="" rel=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <pre> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

A %d blogueros les gusta esto: