like spinning plates » en babia, viéndolas venir

imago

a las 6:22pm de un Lunes
[13 de octubre de 2014]

el sábado te regalaron un globo de los que vuelan. un globo lila, tu color favorito. te lo dieron en el corte inglés de francesc macià. no estaba muy lleno y se notaba que la mayoría de gente con la que te cruzabas vivía por encima de la diagonal. cuando te lo dieron sonreíste mucho y te escondiste detrás de mis piernas. me encanta cuando unas veces eres muy tímida y otras no, así como aleatoriamente. y cuando lo eres y te escondes tras mi rodillas moriría. son de esas cosas que me encantaba imaginar cuando comencé a pensarte. estábamos cerca de la salida y, como por algún motivo siempre hay todo el aire del mundo allí, te repetí muchas veces que lo tenías que agarrar muy fuerte porque si no lo hacías el globo se iría volando. creo que en algún momento lo entendiste y no te fiaste de tus manitas. me dio pena, me pareciste tan frágil que me sentí culpable de otra cosa más. al tener a tu globo lila tan cerca, bien atado, recordé un globo plateado que me regalaron a mí cuando cuando era niño. un agosto, en una feria de garrucha. ya verás como no me gustan las ferias. no me gustan ni las atracciones ni los sonidos. no me gusta la melodía que hacen con la voz en las tómbolas. ni la canción de la cucaracha en los autos de choque. ni que parezca que todo el mundo se te quiera colar en cualquier sitio y tenga que estar posicionándome todo el rato intentando evitar decir que yo estaba antes. además la ferias siempre suceden como cuando acaba algo. siempre hay una feria de por medio cuando se acaba algo. feria y luego petardos y luego ya está. y no me gusta, no me gusta cuando se acaban las cosas. mi globo. mi globo plateado. al volver a casa lo dejé ir para que pudiera volar un rato en mi habitación, pero al levantarme al día siguiente estaba flotando a poco más de mi altura, sostenido en el aire. y me pareció aún más mágico porque casi podía tocar la magia. aún hoy me siguen fascinando cosas como que las luciérnagas hagan luz o que los globos puedan volar. yo pensaba en esas cosas antes de dormir esperando que al día siguiente, al despertar, hubiera otro mundo, un mundo mejor, un mundo en el que nunca te hubiera tenido que decir que ojalá nunca hubiera nacido. pero es mejor no querer haber nacido que quererse morir.

^ el vídeo original pertenece a su autor en youtube.

Sonja La Roja estuvo en babia:

[el 21-12-2014 a las 12:16am]

: ) yellow